TODO HOLISTICO

TODO HOLISTICO
Todos Somo UNO

martes, 6 de septiembre de 2011

Meditacion de luna llena


RECOMENDACIONES
Vestidos de blanco, si se puede.
Si la meditación no se realiza al aire libre preparar un altar en el que deben estar presentes los cuatro elementos: Tierra, Agua, Aire y Fuego.
Una vela blanca encendida delante de cada uno y otra en el centro del círculo.
Que se coloquen en el interior del círculo aquellas personas que no están acostumbradas a este tipo de meditación.
Al darse las manos, colocar la izquierda hacia arriba (entrada) y la derecha hacia abajo (salida).



QUÉ HAY QUE TRAER:


Una piedra plana en la que hayamos escrito nuestros deseos materiales para el nuevo ciclo. (Sobre todo, aquellos que nos ayuden a desempeñar nuestra misión).

Un objeto al que nos sintamos apegados para entregárselo a otra persona y así practicar el desapego y posibilitar el equilibrio entre el dar y el recibir.

Un poco de arroz.

Una vela blanca .

Una piedra luna , que nos acompañará durante todo el nuevo ciclo lunar.
(Si no se encuentra piedra luna servirá un cuarzo transparente)
PROPÓSITO
ATRAER LA PROSPERIDAD
PARA ENCONTRAR EL PROPIO CAMINO Y SEGUIRLO

Con esta tercera ofrenda completamos el ciclo de ofrendas para el nuevo año lunar. En esta ocasión nos ocuparemos de los deseos materiales, todos aquellos que tienen que ver con nuestra realidad terrenal.
Seguir el deseo del corazón a veces requiere un esfuerzo, que está relacionado con el miedo. El miedo a caer al vacío, a quedarse sin nada, a perderlo todo, a equivocar el paso. Ese miedo nos limita enormemente pues, aunque en ocasiones pueda estar alertándonos de algún peligro real o aconsejándonos mantener los pies en la Tierra, demasiadas veces nos aparta de nuestro auténtico camino, el camino del corazón.
El camino del corazón no es otro que el que nos conduce a desempeñar nuestra misión de vida, aquello que vinimos a aportar al conjunto de la humanidad y de la Tierra, el propósito que nos trajo aquí en este momento tan importante de nuestra evolución.
Cuando el miedo a quedarse sin nada se cruza con el miedo a no conseguir lo que pretendemos, a pesar del esfuerzo, el resultado puede ser la inmovilidad, el conformismo, la insatisfacción permanente y, en muchos casos, la depresión.
Hoy vamos a aprovechar el flujo de energías favorables a la consecución de lo material para atraer a nuestras vidas todo aquello que necesitamos para desempeñar nuestra misión y para disfrutar.
Recordemos, antes de formular nuestros deseos materiales, que el derroche no es necesario y que fomentarlo puede privar a otras personas de aquello que necesitan para desempeñar también su misión.
Formulemos pues nuestros deseos desde el corazón, centrándonos en atraer y recibir todo lo que es necesario e imprescindible para que podamos encauzar nuestras vidas hacia el objetivo deseado. Y demos las gracias con la certeza de que, si nosotros apostamos por ello, el universo entero lo hará también. Dar las gracias con la seguridad de que nuestra petición ya está en camino emite la vibración apropiada para que nos llegue con mayor facilidad.


OFRENDA

Entregar a otra persona el objeto que hemos traído (algo a lo que nos sintamos apegados) regalándoselo desde el corazón, y decirle adiós al objeto con alegría y confianza. 
Escribir en una piedra plana nuestros deseos materiales para el nuevo ciclo. (Sobre todo, aquellos que nos ayuden a desempeñar nuestra misión)
Hacer un pequeño agujero en la tierra.
Depositar la piedra con los deseos escritos. (No utilizar otro soporte que no sea respetuoso con el entorno donde se realiza la ofrenda).
Depositar sobre ella un poco de arroz para darle prosperidad a la petición y como muestra de agradecimiento a la Madre Tierra. 
Cubrir la ofrenda con la misma tierra o arena que retiramos anteriormente.
Colocar las manos sobre la ofrenda y solicitar a la Madre Tierra que acoja en su seno nuestros deseos y que nos ayude con su energía a materializarlos en nuestra realidad.
Dar las gracias a la Madre Tierra, con la certeza de que nuestras peticiones son atendidas.


INVOCACIONES
- Solicitad el permiso de los guardianes del lugar donde os encontráis para realizar la meditación y la ofrenda.
- Invocad a los elementales del Aire, de la Tierra, del Agua y del Fuego .
- Presentad vuestro respeto a los seres que habitan en los cuatro Puntos Cardinales y en las ocho direcciones que rigen el Universo .
- Solicitad la presencia y la ayuda del los Arcángeles, especialmente del Arcángel Metatrón .
- Solicitad la presencia y la ayuda de vuestros guías espirituales . Que vuestros guías espirituales formen otro círculo alrededor del que vosotros habéis creado para ayudaros a armonizar las energías que estáis compartiendo.

Esperad unos segundos hasta que todas estas energías se manifiesten y armonicen el círculo.

RELAJACIÓN Y ENRAIZAMIENTO
Cierra los ojos y disponte a relajarte.
Inspira profundamente tres veces y sopla el aire por la boca,
permitiendo que te libere de tensiones,
de dudas,
de pensamientos inoportunos en este momento.
PAUSA
Serena tu cuerpo físico.
Hazte consciente de él.
Reconócelo.
Empieza por tu cara . Obsérvala.
Fíjate en tus rasgos, en tus ojos, los pómulos, la nariz y los labios.
Acéptala tal como es y agradece su existencia.
PAUSA
Haz lo mismo con el resto de la cabeza y con el cuello.
Obsérvalos, acéptalos y agradece su existencia.
Recuerda que tu cuerpo físico es el que te permite vivir en este plano de la realidad.
PAUSA
Continúa con los brazos .
Date cuenta de su forma, de la consistencia de sus músculos, del vello que los recubre, de las manos y de los dedos.
Obsérvalos, acéptalos y agradece su existencia.
Con ellos puedes abrazar, acariciar, tomar todo lo que necesitas, escribir, desenvolverte…
PAUSA
Fíjate ahora en el tórax y en el vientre .
Obsérvalos, acéptalos y agradece su existencia.
En ellos albergas la mayor parte de los órganos que te mantienen vivo.
Admira la maestría con que fue diseñada tu columna vertebral.
PAUSA
Haz lo mismo con las piernas .
Date cuenta de la forma y de los músculos de tus piernas.
Obsérvalos, acéptalos y agradece su existencia.
Ellas te sostienen y te conducen a donde quieres ir.
PAUSA
Llega por fin hasta los pies .
Fíjate en cómo son y en cómo te mantienen en contacto con la Tierra.
Obsérvalos, acéptalos y agradece su existencia.
PAUSA
Tus pies te unen al planeta que te dio la vida. Siéntete parte de él.
Ahora imagina que tu cuerpo se funde con él,
Que los dos, el planeta y tú, sois UNO.



MEDITACIÓN

Al igual que tus células forman parte de ti, tú formas parte de la Tierra.
Eres un elemento imprescindible para ella.
Tú eres la parte.
Ella es el todo.
Tú eres el hijo.
Ella es la madre.
Una madre amorosa y perfecta que te provee a diario de todo lo que necesitas para sobrevivir.
La Tierra dispone para ti los dones que tu cuerpo necesita para respirar, alimentarte y disfrutar.
Hazte consciente de la maravilla en la que estás inmerso.
Perteneces a ella. Siéntelo.
PAUSA
Observa la belleza del mar .
Sus aguas saladas poseen las mismas propiedades orgánicas que tu sangre.
PAUSA
Disfruta de la hermosa vegetación que encuentras por todas partes.
Allá donde mires crece una flor, una pequeña planta, una brizna de hierba…
El planeta que te sustenta está vivo y da vida.
PAUSA
Mira las montañas , que se alzan majestuosas hacia lo más alto.
PAUSA
Los paisajes de colores diversos que se extienden a lo largo y ancho del globo.
PAUSA
El cielo, las nubes, los pájaros que lo surcan.
PAUSA.
Los animales que cohabitan contigo en la Tierra.
PAUSA
Inspira el aire que te envuelve.
PAUSA
Siente la caricia de la Luna sobre tu piel.
PAUSA
Imagina el abrazo del Sol cuando regrese el día.
PAUSA
Eres parte de toda esta maravilla. Vives inmerso en ella. Estás vivo.
¿Crees que hay escasez en tu vida?
¿Puedes afirmar que no hay bienes disponibles para ti?
PAUSA
Todo eso que has visto está disponible ante ti para que lo disfrutes.
¿Realmente necesitas mucho más?
Deja que tu corazón te ofrezca la respuesta.
Permite que la sabiduría de tu alma te muestre lo que de verdad necesitas .
Permanece unos instantes en silencio y acepta cualquier imagen que llegue a ti,
cualquier sensación, cualquier certeza.
PAUSA
Estamos apelando a la sabiduría de tu alma, para que ella misma te enseñe aquello que necesitas hoy en tu vida para avanzar .
PAUSA LARGA

Todo lo que acabas de ver, oír o sentir es lo que necesitas hoy para encauzar tu vida hacia tu misión, el propósito que te trajo aquí en este momento histórico tan importante.
Todo lo demás es superfluo e innecesario, aunque a veces a ti no te lo parezca.
Vamos a pedirle ahora a tu alma que te ayude un poco más.
Vamos a pedirle que te muestre cuál es la misión que te trajo aquí,
si es que aún no la conoces, y si es así, que te la confirme.
Formula la pregunta mentalmente y observa.
La respuesta puede llegarte como una imagen, una sensación o una certeza.
Permite que suceda. No lo cuestiones.
PAUSA LARGA

Ahora que tienes esta nueva información, compárala con la de antes ,
cuando tu alma te mostró lo que necesitas para desempeñar tu misión.
PAUSA
¿Comprendes?
¿Percibes el sentido?
PAUSA
Mira lo que sucede cuando se unen ambas, tu misión y la prosperidad que la hace posible.
Disfruta de las imágenes de ti mismo desempeñando tu misión con todos los recursos que necesitas para ello.
PAUSA
Lleva estas imágenes y estas sensaciones a tu corazón.
Siénteles en él con toda su fuerza.
Deja que se expandan en ti, que cobren vida.
Que se instalen en tus células, que todo tu ser las absorba y las convierta en una realidad.
PAUSA
Creas con lo que piensas, creas con lo que sientes.
Creas cuando tus actos, tus pensamientos y tus palabras se encaminan en la misma dirección.
Encamínalos hacia donde deseas dirigir tu vida y siente la dicha que te otorga el hacer aquello para lo que viniste aquí.
PAUSA

Y ahora vamos a compartir esta hermosa energía con los demás.
Da las manos a los compañeros que tienes a los lados.
Permite que se armonice la energía de todo el círculo.
PAUSA
Con la dicha vibrando por todo tu ser envíala desde tu corazón al centro del círculo.
Imagínate que un rayo de luz de color arcoíris surge de tu corazón y transporta toda esa plenitud que acabas de sentir, que todavía sientes.
PAUSA
Observa cómo se forma una esfera de luz arcoíris en el centro del círculo.
Con ella vamos a ayudar a que cada persona encuentre los recursos necesarios para llevar a cabo su misión.
A la cuenta de tres vamos a expandirla.
Uno, dos, tres.
Impúlsala con tu intención.
PAUSA

La esfera de luz arcoíris se está expandiendo más allá de este círculo.
Entra en contacto con otras personas, con otros lugares.
PAUSA
A su paso va dejando un halo de prosperidad infinita, una poderosa energía de superación personal y de bienestar anímico. Ahora nos resultará más fácil emprender nuestra misión en la Tierra, con los recursos materiales que llegarán desde el exterior y con el impulso interior que nos conducirá hasta ella.
PAUSA
La esfera de luz arcoíris que hemos creado en este círculo continúa expandiéndose y fomentando ese impulso en cada corazón, en cada alma, en cada vida.
Está a punto de entrar en contacto con las demás esferas de luz que se expanden al unísono en la distancia.
PAUSA
Al unirse todas ellas generan una gran explosión de luz.
Destellos de color arcoíris se ven por toda la Tierra.
Siente en tu ser la poderosa energía que genera la Unión.
PAUSA
Una inmensa esfera abraza ahora todo el planeta.
PAUSA
La luz arcoíris es la de los millones de almas que, unidas, van a lograr el milagro sobre la Tierra.
La misión que a todos nos ha traído hasta aquí es la de lograr un mundo más humano,
Más libre,
Más respetuoso,
Más capaz.
Observa el efecto de la luz arcoíris sobre tu planeta.
Mira cómo se hacen realidad miles de deseos, miles de sueños.
Los deseos y los sueños que todos llevamos en el corazón.
PAUSA
Date cuenta de cómo, al lograr esos sueños, las personas recuperan su equilibrio interior.
El sol vuelve a brillar en sus vidas.
Por todas partes se despiertan sonrisas.
El mundo entero vibra de satisfacción.
PAUSA

La Red de Luz que acabamos de co-crear continuará activa durante los próximos 28 días, hasta la próxima luna llena, proporcionándonos a todos los recursos materiales y el impulso interior necesarios para trascender el miedo y emprender nuestra misión. Decididos, con Alegría, con Amor.

La Madre Tierra y todos los Seres de luz que hemos convocado te dan las gracias.

Nosotros también les damos las gracias a todos ellos, a los elementales del Aire, del Agua, de la Tierra y del Fuego. A los seres que habitan en los cuatro puntos cardinales y en las ocho direcciones que rigen el universo. A los guardianes de este lugar. A los amados Arcángeles y a nuestros guías espirituales.

Coloca tus manos sobre la Tierra y solicítale que absorba de ti toda la energía que tu cuerpo físico no sea capaz de sostener.


MEDITACIÓN DE LUNA LLENA

REALIZAMOS ESTAS MEDITACIONES EN LUNA LLENA CON EL PROPÓSITO DE QUE LA ENERGÍA AMPLIFICADORA DE LA ESA FASE LUNAR POTENCIE EL EFECTO DE LA MEDITACIÓN



No hay comentarios:

Publicar un comentario